DISEÑO DE LOCAL COMERCIAL: MENOSLOBOS | ADC Espacios
Proyecto de diseño de local comercial. Se realiza el modelo tipo para la implantación de diversos establecimientos en expansión en modelo franquicia.
diseno de locales comerciales, diseno de tiendas, diseno y decoración de tiendas
22070
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-22070,cookies-not-set,extensive-vc-1.7.6,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,select-theme-ver-4.6,vertical_menu_enabled, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,side_area_uncovered,,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive,mob-menu-slideout-over,evc-predefined-style

DISEÑO DE LOCAL COMERCIAL: MENOSLOBOS
Category

Diseño Comercial

diseno-de-local-comercial diseno-de -local-comercial diseno-de-local-comercial diseno de local comercial diseno-de-local-comercial

DISEÑO DE LOCAL COMERCIAL: MENOSLOBOS

Diseño de Local comercial para tienda de moda. Menoslobos, es un concepto de marca que ironiza el mundo de la moda y rompe sus reglas. Este proyecto  que se inicia con el desarrollo de un «modelo tipo» de establecimiento con un gran contenido de imagen y preparado para ofrecer un producto de calidad en un espacio eficaz. Actualmente, la firma cuenta con dos implantaciones y se encuentra en pleno proceso de expansión.

El diseño interior del local, acorde con el criterio conceptual que envuelve a la marca, se representa en una solución estética con distintos niveles de concreción formal, que parten de una envolvente definida por la obsolescencia de los cánones impuestos. Este primer estrato se concreta así en el aprovechamiento de estructuras existentes en el espacio físico sobre el que se ejecutará la implantación, dando como resultado una estética degradada o envejecida mediante acabados de mortero visto o pintura gris. Sobre esta base se superponen otros dos: El primero, se materializa en una “red” de puntos de interacción pública y servicios virtuales, constituida por monitores de escala humana y accesos a la venta “on-line”, que potencian la democratización de los productos de calidad y el concepto de moda participativa.

La marca se dirige  así a  un público joven que no tolera el consumismo de nicho, pero acepta la moda como un elemento fugaz. Es moda independiente, fuera del criterio estético impuesto. No  hay estándares, ni patrones, sino grandes marcas y ropa de calidad para un target alternativo, hipster y alejado del mainstream. Se trata en definitiva, de un nuevo concepto de local comercial que suma un plus de exclusividad en forma de club de compradores que se benefician de ventajas en la compra, sea en la exposición física u “online”. La marca añade de esta forma, un importante apoyo comunicativo en la tecnología y las redes sociales.